Hotmail es uno de los servicios de correo electrónico más utilizados de todo el mundo. Recientemente ha cambiado su nombre a Outlook, aunque las funciones continúan siendo básicamente las mismas. Pues bien, si eres usuario de este servicio, es recomendable que optes por cambiar la contraseña Hotmail cada cierto tiempo para proteger tu privacidad.

Cómo cambiar la contraseña Hotmail paso a paso

Cómo cambiar la contraseña Hotmail

Outlook

El proceso es muy rápido y sencillo. Siguiendo los pasos que te explicamos a continuación seguro que no tienes ningún problema en cambiar la contraseña de tu correo electrónico.

  1. Lo primero que tienes que hacer es acceder a tu cuenta con tu dirección de correo electrónico y su contraseña correspondiente.
  2. Una vez en la página principal, accede a “Herramientas” pulsando en el icono con forma de tuerca ubicado en la esquina superior derecha.
  3. Luego debes seleccionar “Opciones” para continuar con el proceso.
  4. En “Administrar Cuenta” haz clic sobre “Detalles de la Cuenta”.
  5. A continuación el sistema te pedirá que ingreses de nuevo tu contraseña actual por motivos de seguridad.
  6. Luego, en la zona izquierda de la pantalla pulsa sobre “Deguridad y Contraseña”.
  7. Una vez hayas llegado a este punto, el sistema te enviará un código al email asociado a tu cuenta de Hotmail. Si dicho correo electrónico ya no está activa, elige “Ya no tengo ninguno de estos”. En ese caso tendrás que indicar tu número de teléfono para que el sistema pueda enviarte el código de seguridad.
  8. Una vez hayas introducido el código que has recibido, ingrésalo. Así podrás finalmente cambiar la contraseña Hotmail. Para ello sólo tienes que hacer clic en “Cambiar la contraseña” e introducir la nueva contraseña. ¡Y listo!

Como puedes comprobar, cambiar la contraseña Hotmail no tiene nada de complicado. Sólo tienes que seguir estos pasos para poder completar el proceso con éxito.

Cómo cambiar la contraseña Hotmail

Cambiar la contraseña Hotmail

Para que la contraseña sea realmente segura, evita que se componga de datos personales, como el nombre de tu mascota o tu fecha de cumpleaños, por ejemplo. Lo ideal es que cuenta con letras mayúsculas y minúsculas, además de algún número. Un ejemplo de contraseña fuerte es: Fr32TyULopq2. Por supuesto, nunca debes compartir tu contraseña con nadie, ni mucho menos enviarla a través de un email o mensaje en redes sociales.

Recomendamos que cambies tu contraseña Hotmail cada poco tiempo para proteger tu privacidad. Lo más aconsejable es que lo hagas una vez al mes o cada dos meses siguiendo este proceso.