La dalia es una planta muy popular entre las personas como condición de su inmensa belleza. Ahora bien, te indicaremos cómo hacer para cuidarlas correctamente.

Esta es considerada la flor nacional de México, lo cual le otorga una gran popularidad en ventas en América y Europa. Sin embargo, es sabido de su dificultad a la hora de plantarlas y cultivarlas adecuadamente.

Para no caer en conflicto, se tiene que tener un conocimiento propicio de cada detalle. Asimismo, podrás enorgullecerte de un crecimiento sano y perfecto, por lo tanto debes prestar muchísima atención.

Paso a paso sobre cómo cuidar de una dalia

  1. Riego: se sabe que la dalia es de esas especies que requieren un riego semanal, de dos veces como máximo. Aunque, debes estar pendiente de no empapar sus hojas o flores, tan solo pretende dejar la tierra algo húmeda.
    Durante su época de florecimiento, en el comienzo del verano, deberás otorgarle un riego más intenso. Eso sí, no tanto, evita pudrirla.
  2. Crecimiento fuerte: si tienes en mente que tenga un crecimiento sano y fuerte, corta las hojas más viejas en el tallo. Asimismo, vas a aventajar la crecida de flores más jóvenes.

    dalia

    La dalia es la flor representativa nacional de México.

  3. Cortar la flor: si tienes pensado recoger cada una de tus dalias para realizar un ramo o situarlas en un jarrón, ten en cuenta varias cosas. Para ello, es esencial a la primera hora de la mañana o durante la noche.
    Para mayores beneficios, deposítalas en agua o colócalas en alguna estancia fresca. Sustitúyela cada dos días para que se conserven adecuadamente y ten en cuenta que no corra ningún hilo de aire.
  4. Plantación: si aún no has decidido cultivarla, agrega a tu terreno o maceta una gran cantidad de fertilizante orgánico, al menos dos veces semanales. A su vez, ubica una vara al costado del bulbo, para que puedas atar el tallo durante su crecimiento y evitarás que se rompa.
  5. Clima: para que la cultivación salga ideal, lo correcto sería realizarla en primavera, debido a la calidez. Aunque, la floración tiene inicio en el verano.
  6. Ubicación: las zonas con mucha luz son propicias para este estilo de planta. Aunque, intenta prevenir que los rayos se posen sobre ella de manera directa y tampoco debe haber corrientes de aire tan fuertes.
  7. Plagas: los insecticidas y pesticidas orgánicos son buenos protectores. Ya que, las babosas y los caracoles son invasores constantes. Ante cualquier duda, hay profesionales en los viveros que sabrán asesorarte correctamente.

Por último, vale tomar como consejo importante que se tienen que retirar las diferentes hojas que se le van secando. De esa manera, la dalia crecerá con mayor fortaleza.

Temas