Las cobayas o conejillo de indias, son animales inteligentes que pueden hacer muchísimos trucos. Generalmente son limpias y no suelen ensuciarse ni oler mal, pero es importante que las bañes para mantener su buena higiene. Sigue leyendo este post de QueHowTo para saber cómo bañar una cobaya paso a paso.

Quizás también te pueda interesar:

Cómo cuidar a un perro de agua español

Cómo cuidar a un gato Maine Coon

1) Preparación

bañar una cobaya

Para bañar una cobaya, no puedes usar shampoo para humanos, por lo que precisarás un champú específico para cobayas, que puedes adquirir en cualquier veterinaria. Por otra parte, necesitarás dos toallas, una más pequeña y otra más grande, y una jarra para verter el agua. Luego, elige el lugar en el que le darás el baño, ya sea en un lavabo o en una bañera. Esta última es probablemente la mejor opción, porque no podrá escaparse. Llena la bañera con 3 cm de agua templada y coloca la toalla más grande en el fondo para que la cobaya no se resbale.

2) Lleva a bañar la cobaya

Toma a tu cobaya y ponla en el agua delicadamente. Dale un minuto para que pueda adaptarse al ambiente húmedo antes de empezar con el baño. Acaríciala y tranquilízala.

3) Haz espuma y enjuaga

bañar una cobaya

Coge la jarra o taza y llénala de agua templada; viértela sobre tu cobaya con suavidad. Enjuágale el cuerpo, evitando la cabeza en todo momento.

Aplica shampoo por todo su cuerpo y masajéalo. Aclara con agua hasta que no haya rastro de shampoo. Si no consigues champú para cobayas, usa uno para conejos.

4) Limpia su rostro

Moja un trapo húmedo y limpia sus orejas, ojos y nariz sin ejercer presión.

5) Seca a la cobaya

bañar una cobaya

Coge la toalla pequeña y envuélvela. Sécala y péinala despacio, sobre todo si tiene el pelo largo. Emplea un secador a mínima potencia y a baja temperatura para secar el pelo de tu cobaya por completo.

Sugerencias para cuidar una cobaya

  • Revisa el crecimiento de las uñas y limpia las orejas con periodicidad.
  • No bañes a tu cobaya con frecuencia, pero si lo haces sécala bien para evitar afecciones respiratorias. Además, ella disfrutará de un placentero cepillado.
  • Cepilla el pelo de tu cobaya cada vez que puedas y, si tiene el pelo largo, dale malta para evitar la formación de bolas de pelo en el estómago.
  • Dale a tu cobaya una alta dosis de fibra. pienso seco, heno de buena calidad y alimentos frescos como manzanas, fresas, peras, plátanos, uvas, kiwis, zanahorias, melón, remolachas, pimientos verdes, pepinos, escarolas, apios, guisantes y endivias.

Temas