Son varias las confusiones que se dan con las letras y palabras, como el caso de iba e iva. Ahora bien, vamos a proceder con ciertos pasos para que puedas hacerte con una ortografía correcta.

En este particular caso, las que prestan para que esta confusión se dé, son las palabras V y B. Eso no quiere decir lo contrario a que, prestan muchos horrores gramaticales de la lengua española. Por lo general, sucede que el tan solo cambio de estas dos, propicia a que cambien hasta las definiciones.

Otros de tantos ejemplos son los términos: bello y vello, baca y vaca, entre tantos otros. Eso obliga a que cada persona tenga que definir con criterio el significado de cada palabra, para que las faltas no sean constantes.

Los significados de iba e iva

Cuando uno hace la escritura del término con la letra ‘v’, o sea iva, se tiene que realizar con cada componente en mayúscula (IVA). Ya que, se entiende por una sigla que refiere a una determinación específica e importante.

Su significado, en particular, se trata de: Impuesto sobre el Valor Añadido. Entre los ejemplos que pueden valorarse están los siguientes:

  1. El ordenador me hubiera costado mucho más barato de no ser por el IVA.
  2. El IVA es un impuesto indirecto que los consumidores pagan una vez han comprado el producto.
  3. En esta tienda te indican en la factura el precio del producto con el IVA incluido y sin él.

En constancia a todo ello, la palabra IVA tiene que darse en mayúsculas y llevar consigo la integridad de la letra ‘V’. Siempre y cuando se haga referencia a un tributo que se constituye en los productos de un cierto mercado.

iba e iva

La utilidad de ambas expresiones es correcta. Aunque, siempre hay que centrarse en los significados.

La utilidad de iba

Por otra parte, si se desea dar uso de la palabra ‘iba’, con la letra ‘b’, se hace utilidad de muchas conformaciones verbales. Como las siguientes:

  1. Primera persona del singular del pretérito imperfecto del verbo ‘ir’. Por ejemplo: ‘De pequeño, yo iba al colegio andando’, ‘Cuando iba al parque con mis amigos, me divertía mucho’ y ‘Una vez que iba a su casa, y no me quería ir’.
  2. Tercera persona del singular del pretérito imperfecto del verbo ‘ir’. Por ejemplo: ‘Cada vez que Juan iba de viaje, me traía un imán para la nevera’, ‘Laura siempre iba a comprar la fruta al mercado de la plaza’ y ‘Mi madre iba a trabajar a Barcelona cada día en AVE’.

Por último, vamos a ofrecerte un vídeo acerca de la utilidad sobre la ‘b’ y ‘v’. De ese mismo modo, se puede otorgar un poco más de solidez a los conocimientos propios. Así, disminuirán las posibilidades de que te puedas llegar a equivocar. Como con iba e iva.

Temas