Windows 8 es uno de los sistemas operativos más populares de todo el mundo. Si tu ordenador funciona con este SO debes saber que formatear Windows 8 es muy sencillo. No obstante, tienes que conocer muy bien los pasos a seguir; de lo contrario puedes averiar el PC. Lo explicamos todo a  continuación de forma detallada.

¿Qué es formatear Windows 8?

formatear Windows 8

Windows 8

Formatear la partición en la que se aloja la instalación del sistema operativo supone la pérdida tanto de los datos como de los programas almacenados en la misma. Por lo tanto, te recomendamos que hagas una copia de seguridad previamente para no perderlo todo.

Formatear Windows 8 paso a paso

A continuación te explicamos todo lo que debes saber sobre el proceso de formatear Windows 8.

Lo que dice la lógica…

  1. Para comenzar con el proceso en primer lugar debes arrastrar el curso por la zona dereca de la pantalla, hacer clic en “Buscar” y escribir “Panel de control”.
  2. Una vez en él accede a “Sistema y seguridad”.
  3. El siguiente paso consiste en hacer clic en “Crear y formatear particiones del disco duro”; lo encontrarás en “Herramientas administrativas”.
  4. De este modo accederás a las distintas particiones del disco duro. Para conocer las distintas opciones que tienes con cada una de ellas sólo tienes que situarte sobre ellas y pulsar el botón derecho.
  5. De este modo te encontrarás con que la opción “Formatear” está sombreada, por lo que no puedes seguir con el proceso mediante esta vía.

Cómo debes hacerlo

formatear Windows 8

Formatear Windows 8

  • Una vez has agotado la vía anterior, es el momento de hacerte con un CD de instalación de Windows 8, de manera que realices el mismo proceso que seguirías si fueses a instalar de nuevo el SO. Lo ideal es que el CD sea original; de lo contrario pueden surgir problemas con las contraseñas.
  • Inserta el CD en tu PC y apaga el equipo.
  • A continuación enciende el ordenador, aunque arrancando desde el CD. El proceso es relativamente sencillo si vas siguiendo todos los pasos de forma ordenada. En primer lugar tienes que elegir el idioma, el formato de hora y moneda y el teclado.
  • Luego acepta los términos de licencia para continuar.
  • Ahora llega el paso más importante. Elige la opción personalizada de instalación para así poder tener acceso a formatear la partición del disco duro que deseas.
  • En el siguiente paso debes elegir la partición que quieres formatear. Cuando la hayas seleccionado pulsa “Formatear”.
  • En apenas un par de segundos se completará el formateo.
  • De forma automática se reiniciará el equipo. A continuación se te mostrará una ventana en la que debes darle un nombre e introducir tu cuenta de Microsoft.
  • De este modo tendrás Windows 8 formateado.