Seguramente todos tenemos en nuestra mente las sensaciones que produce un coche nuevo. El sonido de las puertas o ese olor tan característico es difícil de describir pero es profundamente agradable. Pero todo esto solo es posible cuando compramos un coche nuevo. Al igual que pasa con otras muchas cosas estrenar algo nuevo es placentero, pero no siempre podemos permitírnoslo. Por suerte en el mundo de los turismos, es muy sencillo conseguir un buen precio por un coche de segunda mano, y muchas veces nos llegará a salir más rentable. Puesto que un coche de segunda mano puede llegar a durar casi tanto como uno nuevo. Pero además, un coche una vez se ha comprado nuevo baja automáticamente el precio de manera considerable, por lo que el estado puede ser muy bueno y el precio también. Si a todo esto unes una gran oferta de turismos que la gente está dispuesta a vender es un mercado muy bueno. El problema llegará cuando vemos el estado. Un coche viejo puede darnos problemas empezando por el olor. Si es tu caso no te preocupes, te enseñaremos cómo quitar el olor a coche viejo.

Cómo quitar el olor a coche viejo

Cómo hemos dicho no todo son ventajas a la hora de comprar un coche de segunda mano. Una de las razones por las que debemos o no decidirnos son las condiciones del coche. Una vez tengamos seguras las prestaciones del motor y los mecanismos del coche tenemos que ver los desperfectos que tiene en el exterior. Algunos de los desperfectos no tiene por que suponer un rechazo, si puedes repararlo sin necesidad de gastar dinero puede salirte rentable. Una de esas cosas es el olor. Pero no solo podemos llegar a tener ese problema con un coche de segunda mano. Muchas personas son amantes de coches antiguos o tienen un sentimiento hacia su vehículo que le impide venderlo o desecharlo. Pero el paso de los años puede suponer que tenga un olor desagradable. Te diremos unos trucos para saber cómo quitar el olor a coche viejo  y hacer que tus viajes dejen de ser desagradables.

Cómo quitar el olor a coche viejo

El tabaco deja un olor muy desagradable

  • Una de las fuentes de olor puede llegar por el uso y la suciedad que puede irse acumulando. Ante ello lo más sencillo es que una vez limpiemos el coche esparzamos un poco de bicarbonato de sodio.  Con solo esparcirlo por todo el coche o las zonas más afectadas podremos quitar los olores más desagradables. Solo tenemos que dejarlo reposar entre 30 y 60 minutos y aspirarlo. Los malos olores habrán desaparecido.

Temas