Cada vez más nuestro cuerpo está sometido a una gran presión. Muchas personas tienen una actividad física cada vez mayor y esto puede provocar incómodos problemas de salud. La espalda es una de las zonas de nuestro cuerpo más sensibles a dolores y una de las más molestas a la hora de convivir con ese dolor. Para ello vamos a darte unos pequeños ejercicios para el pinzamiento lumbar. Si has tenido un pinchazo en la espalda o padeces de problemas, con estos simples ejercicios fortaleceremos y estiraremos la zona afectada.

Ejercicios para el pinzamiento lumbar

Lo primero de todo que debemos tener en cuenta es que la espalda es una zona muy sensible a lesiones, y pueden ser graves. Si sufres de dolores constantes y no estás seguro de si es un pinzamiento, lo mas recomendable es que acudas al médico. Estos ejercicios para el pinzamiento lumbar están destinados a fortalecer y estirar los músculos de la zona lumbar, para quienes sufren una carga constante.

Qué necesitas para ejercitarte

Hay una gran cantidad de ejercicios para el pinzamiento lumbar, y con tener un poco de tiempo y seguir ciertas pautas conseguiremos fortalecer nuestros lumbares. Es recomendable contar con.

  • Colchoneta o alguna superficie no muy dura que nos ayude a apoyarnos a la hora de hacer los ejercicios.
  • Al ser ejercicios de espalda habrá que mover el cuerpo. Es recomendable llevar ropa cómoda y flexible.
  • Hay que tomarse los ejercicios con calma. Deberás estar relajado. Una música suave de fondo puede ayudarte.

Algunos ejercicios

Como hemos dicho hay muchos ejercicios para el pinzamiento lumbar. Mencionaremos alguno, pero lo mas recomendable es seguir algún vídeo. Es importante hacer los ejercicios de la manera correcta y nada mejor que una imagen.

Ejercicios para el pinzamiento lumbar

Uno de los ejercicios recomendados

  • Gato. Como su propio nombre indica debemos adoptar la postura de gato. Pondremos la palma de las manos y las rodillas apoyadas en el suelo dejando la espalda recta. Hay que mantener la postura respirando hondo durante 20 segundos. A continuación elevamos la espalda sin separar las palmas de las manos del suelo. Aguantaremos 20 segundos y notaremos como se estiran los músculos lumbares. Volveremos a la posición inicial despacio. Haz varias repeticiones.
  • Estiramiento de rodillas. Esta vez nos tumbaremos boca arriba, y procuraremos estirar nuestro cuerpo lo mas posible hasta relajar los músculos. Recoge poco a poco tus rodillas sin levantar la planta del pie del suelo. Luego doblaremos la pierna derecha hasta que la rodilla toque tu pecho, mantén la posición unos segundos. Después repetiremos con la pierna izquierda. Volveremos a la posición inicial y notaremos como se van estirando los músculos.

Temas