En casi todas las culturas tienen símbolos u objetos que se utilizan de amuletos. En Turquía, el ojo turco, el que vamos a explicar hoy, tiene una relevancia. Este es un medio de protección contra las energías malas y mas concretamente con el ‘mal de ojo’. El ‘mal de ojo’ es la creencia de que una persona al mirar mal a otra puede hacer daño a la persona. Puedes usarlo en casa, llevándolo en una joya o tatuado por ejemplo. En este QueHowTo te enseñaremos como usar un ojo turco y poder tener todas las propiedades positivas contra las malas energías.

un ojo turco

Pasos para usar un ojo turco

  1. Primer paso: Debe de saber bien, como ya he dicho antes, que este amuleto proviene de Turquía. El uso de este amuleto se ha extendido por todo el mundo, tanto para los que quieren un elemento protector como para los que lo quieren de modo de accesorio. Para quienes si creen en este amuleto, se trata de un talismán muy poderoso. En Turquía su uso habitual es ese y este se puede ver en las entradas de las casas y de los comerciales. Estos ojos de turco se hacen de manera manual, en cristales que tengan forma de círculos concéntricos.                                                                                                                                                                               un ojo turco
  2. Segundo paso: Si bien hay de todos los colores, el más popular es el color azul. Hay dos versiones que explican porque este color: una de ellas es porque los griegos ya las usaban en sus viajes en alta mar así que por el blanco y azul que es la unión de dos divinidades. Otra versión, es que se debe por los ojos de los nórdicos que invadieron la parte asiática que hoy se conoce como Turquía. Los invadidos vieron en los nórdicos enemigos que podrían transmitirles mal de ojo y traerles desgracias. Por eso comenzaron a elaborarlos.
  3. Tercer paso: el ojo turco puedes usarlo y llevarlo como pulsera, llavero… Si deseas usarlo como protección, debes saber la función de distraer a la persona que desea hacer daño. En un recién nacido se usa por ejemplo, un pequeño ojo turco en la muñeca o enganchado a su ropa. Aunque el color tradicional es el azul, pueden ser otros:
    un ojo turco
  4. Cuarto paso: Todo se trata de las creencias y de lo que crea el que lo use. Si no crees en el mal de ojo, no ocurre nada.
  5. Quinto paso: Si el ojo se cae, se rompe o se empieza a agrietar significa que este ya ha cumplido su misión. En este caso habrá que sustituirlo por otro.                                                                                                 

Ahora os pondré un vídeo sobre como se usa el ojo turco para que tengáis mas información:

Temas