El tanga es una de las prendas de lencería femenina más utilizadas por mujeres de todo el mundo. Es una alternativa estupenda a las bragas tradicionales para evitar que se vea la línea de la ropa interior cuando se utilizan pantalones, faldas o vestidos ajustados. A continuación explicamos cómo usar tangas de manera cómoda y segura.

¿Qué tipos de tangas existen?

usar tangas

Tanga brasileño

Para saber cómo usar tangas, lo primero es conocer los distintos tipos que se pueden encontrar en el mercado.

  • Modelo tradicional: cubre por completo la parte delantera y se caracteriza por tener una tira ancha en la cintura, la cual va disminuyendo de manera progresiva hasta quedar una tira de 2,5 cm o menos que queda entre los glúteos.
  • Modelo hilo dental: se conoce a aquel tanga cuya tira en la cintura es muy estrecha, de 0,5 cm o menos. La parte trasera también es muy delgada, de modo que prácticamente la única tela de esta prenda es el triángulo de la parte delanters.
  • Modelo brasileño: se queda a medio camino entre el tanga tradicional y las bragas. La mitad superior de los glúteos queda cubierta con tela, de modo que sólo la parte inferior queda expuesta.

Cómo usar tangas

Usar tangas

Tanga

A continuación explicamos cómo utilizar tangas paso a paso para no sentirse incómoda.

  1. Acostumbrarse: una vez se ha escogido el modelo de tanga más adecuada para cada caso, el siguiente paso consiste en acostumbrarse al uso de esta prenda. Aunque lo cierto es que el tanga resulta muy cómodo, hay a quienes les lleva un tiempo acostumbrarse. Lo mejor es darse un tiempo; es habitual que la primera vez se sienta como algo extraño, pero a medida que van pasando los días el tanga se convierte en la pieza de lencerúa favorita.
  2. Elegir la mejor tela: por supuesto, para que el tanga resulta cómodo es importante que esté elaborado con un material orgánico como el algodón; también existten otros tejidos como el encaje o el satén.
  3. Prendas adecuadas: para comprobar que el tanga realmente queda bien, lo ideal es realizar una serie de movimientos con él; sentarse, agacharse… Lo más importante es que la tira del tanga no asome por encima de la línea de la cintura del pantalón o de la falda porque el efecto resulta de lo más antiestético.
  4. Higiene: y, por último, en lo relativo a la higiene, lo ideal es cambiarse de tanga todos los días. La razón es que pueden transmitir bacterias de modo más rápido que las bragas, aumentando así en cierta medida el riesgo de infección.

Usar tangas no tiene ninguna complicación, pero hay una serie de factores y pautas a tener en cuenta para que el uso de esta prenda resulte cómodo.

Temas