Está claro que la dieta 5:2 es de las más triunfantes a nivel global por su sencillez y total eficacia. Ahora bien, pasaremos a explicarte cómo llevarla a cabo de manera fácil.

La misma consiste en alimentarse durante cinco días a la semana con lo que tú quieras, siempre en orden de las calorías que se recomiendan. Por lo general, se estipula que son 2000 para las mujeres y 2500 para los hombres.

Luego, se tienen que respetar los dos días de semi ayuno, con 500 calorías destinadas a mujeres y 600 para hombres, como tope máximo.

En resumidas cuentas, se trataría de:

  1. Lunes: hacer un semi ayuno.
  2. Martes: comer con total normalidad.
  3. Miércoles: comer total con normalidad.
  4. Jueves: hacer otro semi ayuno.
  5. Viernes: volver a comer con total normalidad.
  6. Sábado: comer de manera normal.
  7. Domingo: comer de manera normal.

    dieta 5:2

    La dieta 5:2 es de las más efectivas alrededor de toda la Internet.

Reglas inamovibles de la dieta 5:2

Existen maneras de poder dar en el blanco con la dieta 5:2. De lo contrario, será imposible lograr encontrar los efectos que uno mismo desea. Por consiguiente:

  1. No se tiene que pasar la línea límite que se estipulan en las calorías.
  2. Durante los días que se implica el ayuno, se alimenten de verduras y proteínas solamente. Ya que, lograrán mantener al cuerpo con sus derivados nutrientes.
  3. En lo que corresponde al ayuno, es aconsejable consumir al menos 2 litros diarios de agua. La hidratación es vital.
  4. Está sumamente prohibido el consumo de azúcares refinados. Tan solo se puede llegar hasta la harina integral, en poco medida. Las proporciones de fibra resultan muy importantes igualmente.
  5. Como correspondencia de los días ‘normales’, uno puede comer lo que se le plazca sin sobresaltarse del límite de calorías.
  6. El eje de la alimentación está en normalidad, equilibrio y total cuidado. La comida es un hábito saludable.

    dieta 5:2

    De llevarse a cabo correctamente, los resultados son inmediatos.

Consejos importantes para el ayuno

  1. Hay que tener como premisa el hecho de repartir las calorías. Si deseas consumir tus calorías en una hamburguesa, no está mal. Sin embargo, luego no podrás comer nada en todo el resto del día.
  2. Si repartes equitativamente las calorías, no sentirás para nada hambre. Desayuno, almuerzo y cena es lo más correcto.
  3. Las frutas y los zumos puedes prohibírtelos, ya que la producción de glucosa en sangre producirán deseos adictivos.
  4. Busca planificar tus días de ayuno, en aquellos días que te resulten con más ocupación. Así, no pensarás ni en un momento que estás sin alimentarte y conseguirás que el día se pase más rápido.
  5. El líquido disminuye la sensación de hambre, por lo que las infusiones y los tés son una escapatoria fácil.

Temas