Los geranios se componen por más de 400 especies de plantas herbáceas, a veces perennes o anuales, rústicas y originarias de Asia y Europa. Hay que tener cuidado de no confundirlos con otro género de la misma familia denominado pelargonium, al que la gente suele llamar por el mismo nombre y que no tiene nada que ver, dado que no es rústico y suele helarse fácilmente. Continúa leyendo para conocer los cuidados de los geranios y su modo de propagación.

Quizás también te pueda interesar: Cómo cuidar la planta del dinero

Características de los geranios

geranios

Los geranios son plantas de poco porte que difícilmente superan los 50 centímetros de altura, ideales para jardines, balcones, rocallas y borduras. Sus hojas son alargadas y carnosas, de color verde opaco o grisáceo, peltadas, y de 4-8 cm de diámetro. Sus flores tienen cinco pétalos, cinco sépalos y diez estambres. Puedes encontrarlas en colores variables que van desde el rosa pálido a violeta oscuro y se desarrollan desde finales de la primavera hasta finales del otoño.

Cuidados de los geranios

Cómo bien he comentado anteriormente, los geranios son rústicos y pueden adaptarse perfectamente a cualquier tipo de suelos, aunque prefieren los frescos y permeables. Ubícalos a pleno sol, aunque también estarán a gusto si los colocas a media sombra. Climatológicamente pueden tolerar temperaturas bien bajas y fuertes heladas.

Todos los miembros del género no presentan ningún tipo de problemas y, por tanto, pueden adecuarse a cualquier clase de tierra de jardín, siempre y cuando, no retenga demasiada humedad. Como todas las plantas de flor, es importante evitar la fatiga de la planta para que la floración sea mucho más duradera y bonita.

Arranca las flores marchitas a medida que vayan apareciendo y suprime toda la planta a nivel del suelo cuando finalice el otoño, sobre todo en aquellas especies tapizantes.

Reproducción de los geranios

geranio

La reproducción de los geranios es una de las operaciones más simples que existen en jardinería y se usan dos métodos: la división de mata ya existente y la siembra de semillas.

La multiplicación de los geranios por semillas se lleva a cabo en primavera al aire libre o bajo protección. Cuando las pequeñas plantas pueden ser manipuladas, trasplanta a macetas individuales y deja que crezcan lo suficiente como para plantarlas en el sitio definitivo.

A través de este procedimiento solamente podrás reproducir las especies y no las variedades, porque como existe la polinización cruzada, lo que habitualmente sucede es que ninguna de las plantas que se obtienen mediante semillas se parece a sus progenitoras. Para evitar esto debes recurrir a la multiplicación vegetativa, que es la que produce ejemplares iguales a los padres. Este sistema se llama división de la mata existente que puede realizarse en primavera o en otoño según las condiciones climáticas exteriores; se aconseja hacerlo en primavera para que los fríos invernales no dañen las tiernas raíces nuevas.

Te recomendamos leer: Cómo cuidar una planta carnívora

A continuación te dejo un video sobre cómo cultivar geranios:

¿Qué te ha parecido este post? Deja tus comentarios y ayúdanos a difundirlo en las redes sociales.

Temas