Existen en el mercado multitud de maneras de comprar cosas y de pagarlas. Es decir, hay muchos métodos para que una persona pueda comprar algo sin necesidad de aportar la cantidad total, o mediante créditos o financiación. En los últimos años hemos oído cada vez más la palabra leasing. Este término anglosajón es una manera de comprar bienes inmuebles o vehículos alquilándolos con opción de compra. Pero no te preocupes si no te queda claro, mas adelante te explicaremos qué es el leasing y cómo funciona el leasing de coches. Si necesitas comprar un coche puede que sea la opción que prefieras, pero antes de eso en muy pocas palabras te explicaremos lo que debes tener en cuenta para hacer una compra segura.

Leasing

Lo primero de todo es saber qué es el leasing. Como ya dijimos esta palabra proviene del inglés y su significado no es otro que arriendo. Y a pesar de que pensemos que es una práctica moderna, el arrendamiento lleva dándose en nuestra sociedad desde la Edad Media. Un arrendamiento históricamente no es más que un alquiler. El propietario de un bien deja que otra persona goce de dicho bien por un pago periódico o fijo a establecer por el arrendador. La diferencia del leasing es que tienes una opción a compra. Pero para ello hay un factor muy importante. Si vas a comprar un coche el concesionario no te ofrecerá un leasing ya que no alquilan coches. Para ello habrá un tercero, que es una entidad financiera. En verdad esta entidad compra el coche y te lo alquila. Todo ello formalizado en un contrato donde tiene que estar reflejada la opción de comprar dicho bien.  Ahora que conocemos lo que es veremos cómo funciona el leasing de coches al detalle.

Cómo funciona el leasing de coches

Funcionamiento del arrendamiento

Cómo funciona el leasing de coches

Ahora que sabemos lo que es veremos las clausulas opciones y detalles que debemos de tener en cuenta en el contrato que firmemos. Lo primero de todo es elegir el vehículo y una entidad financiera que será la que te alquile el coche. Ahora viene lo más importante, ya que debemos tener claro que contrato vamos a firmar. Y es que hay ciertos detalles que son importantes.

  • Lo primero de todo, al firmar un contrato de leasing, debes pagar el alquiler un mínimo de dos años antes de optar a la compra. No podrás hacerlo antes aunque quieras.
  • Pasados los dos años, la entidad financiera está obligada a venderte el coche. Por lo tanto solo deberás pagar la cantidad restante tras haber pagado dos o más años de alquiler y el coche será tuyo sin haber desembolsado una cantidad inicial muy grande.

Temas