A parte y aparte son de esas expresiones que nos empujan a la equivocación. Por ende, te enseñaremos cómo hacer para no volver a equivocarte.

Cabe subrayar que son varias las palabras y términos que generan millones de dudas al momento de plasmarlas en la escritura. Ya sea, a causa de que la pronunciación se realiza de una similar manera o por la similitud a la hora de traslucirla en el papel.

En este caso, a parte y aparte se denotan de igual manera para pronunciar. Sin embargo, los significados son totalmente diferentes, al igual que con su estructura gramatical.

Discrepancias entre a parte y aparte

Al momento de realizar la expresión en un solo conjunto de palabra, ‘aparte’, se pueden desglosar infinidades de denominaciones. Como también las funciones que ejerce en la gramática.

Por ende, se encuentran los siguientes casos y conformaciones ortográficas:

  1. Adjetivo: sinónimo de diferente, distinto, singular. Por ejemplo: ‘Tu examen de hoy es un caso aparte’.
  2. Adverbio: para expresar ‘en otro lugar’. Un claro ejemplo: ‘Juan dejó sus libros aparte para no confundirlos con los míos’.
  3. Sustantivo: texto que en la obra dramática debe recitarse de este modo. Ejemplificación: ‘Respira bien en el segundo aparte, el texto es largo’.
  4. Preposición: se define como ‘con omisión de’ o ‘sin incluir’. Se puede retratar de la siguiente manera: ‘Ten en cuenta que el precio es IVA aparte’.

    a parte y aparte

    Ambas expresiones son correctas, todo depende del funcionamiento que se les quiera dar.

Por otra parte, otra utilidad que se le puede aportar, es cuando se lleva a cabo el signo de puntuación ‘punto y aparte’. Cómo significado mismo de expresión en palabra o término. Por ejemplo:

– Después de esta oración, deberás escribir un punto y aparte.

Función del término ‘a parte’

En lo que respecta a la expresión ‘a parte’, escrito en dos partes por separado, se encuentra la combinación de dos palabras. O sea, una preposición y un sustantivo simple. Se puede ver expresado ello en el siguiente ejemplo:

– Ayer en la reunión solo vi a parte de los vecinos, no estaban todos.

Vale resaltar muy bien que son mínimas las utilidades que se le da a esta locución y que, para hacer prueba empírica de su escritura misma, se puede probar con la integración misma de un determinante entre ambos términos. La siguiente ejemplificación puede dejar claramente en expreso esto último:

– Ayer en la reunión solo vi a una parte de los vecinos, no estaban todos.

Temas