En el instante que se nos aparece algún dolor corporal, la solución repentina para ello resulta ser el Enantyum. Sin embargo, es importante aprender cómo usarlo bien y cuáles son sus efectos secundarios.

Este tipo de analgésico le ayuda a uno en la reducción de inflamaciones y curas inmediatas.

De qué sirve el Enantyum

Se trata de un medicamento antiinflamatorio y analgésico de gran potencia. Como consecuencia de su composición, se receta para dolores que sean musculares, articulatorios, menstruales o dentales.

Cómo tomar el Enantyum

Los únicos modos para ingerir, al momento de los malestares, son a través de pastillas o sobres. Por consiguiente, es importante tener las siguientes indicaciones al momento de tomar el Enantyum:

  1. Antes que nada, se tiene que acudir a un médico para poder saber qué cantidad hay que tomar de Enantyum. Aunque, por lo general, se recomienda de manera estándar tomar un comprimido cada 8 horas, durante una semana.
  2. Acompañarse de agua, después de cada comida. Lo que ayuda en la reducción de efectos estomacales. De notarse fuerte el dolor, se deberá ingerir 30 minutos antes de las comidas.
  3. De ser una dolencia que no calma, como sucede muchas veces con el dolor de ciática, es posible que se termine recetando en manera de gel o hasta inyectable.
  4. Resulta primordial que se siga al pie de la letra cada instrucción que el médico derive con los medicamentos. Para nada sirve auto medicarse.

    Enantyum

    Comprimidos del Enantyum.

Contraindicaciones de Enantyum

Al igual que sucede con todos los medicamentos, hay una enorme existencia de contraindicaciones. Ello como consecuencia de que no se indica que sea para un determinado grupo de personas, como las siguientes:

  1. Alérgicos a dexketoprofeno, trometamol o a cualquiera de los demás componentes del medicamento.
  2. Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  3. Alérgicos al ácido acetilsalicílico o a otro medicamento antiinflamatorio no esteroideo.
  4. Asmáticos o personas con rinitis alérgica aguda, urticaria, angioedema o sibilancias en el pecho.
  5. Personas que han padecido úlcera péptica, hemorragia de estómago o de intestino o con problemas digestivos crónicos.
  6. Personas con insuficiencia cardíaca grave, insuficiencia renal moderada a grave o insuficiencia hepática grave-
  7. Menores de 18 años.

Los efectos secundarios del Enantyum

En lo que corresponde a tomar el Enantyum, está la existencia de efectos secundarios, los cuales resultan muy frecuentes o no. Las variaciones son diversas.

Por ende, los más frecuentes son los siguientes:

  1. Náuseas y/o vómitos.
  2. Dolor de estómago.
  3. Diarrea.
  4. Trastornos digestivos.

Poco frecuentes:

  1. Vértigo y/o mareos.
  2. Somnolencia y trastornos del sueño.
  3. Nerviosismo.
  4. Dolor de cabeza.
  5. Palpitaciones.
  6. Sofocos.
  7. Problemas de estómago.
  8. Estreñimiento.
  9. Flatulencia.
  10. Erupción en la piel.
  11. Sensación febril y escalofríos.

Los más infrecuentes infrecuentes:

  1. Úlcera péptica.
  2. Perforación de úlcera péptica o sangrado.
  3. Tensión arterial elevada.
  4. Respiración lenta.
  5. Retención de líquidos e hinchazón periférica.
  6. Edema de laringe.
  7. Pérdida de apetito.
  8. Erupción pruriginosa.
  9. Dolor lumbar.
  10. Emisión frecuente de orina.
  11. Alteraciones menstruales.
  12. Alteraciones prostáticas.
  13. Daño de las células hepáticas (hepatitis).
  14. Insuficiencia renal aguda.

Temas