Cómo escribir bien es todo un reto ante el cual tenemos que prestarle atención a la ortografía y a la forma en la que suelen escribirse las palabras que más usamos, pues nuestra reflejará nuestro conocimiento del español. Hoy nos enfocaremos en una de las dudas más frecuentes: cómo se escribe acaso y a caso. También es posible que en algunos momentos tengamos dudas acerca de cómo se escribe malentendido y mal entendido, sobretodo o sobre todo, etcétera. Sigue leyendo para saber en qué momento escribir acaso y en cuáles hacerlo de forma separada.

También te puede interesar este articulo: Cómo se escribe: coger o cojer

Forma correcta de escribir acaso

acaso

El término acaso es reconocido por la Real Academia Española (RAE) y puede emplearse como adverbio de duda, sustantivo masculino, adverbio de negación o locución adverbial.

Adverbio de duda. Tal vez, quizá:

  • ¿Acaso sabes dónde he dejado mi bolso?
  • Acaso usted no esté enterado de todo ese asunto.
  • ¿Acaso ese es su libro?

Sustantivo masculino. Suceso imprevisto o casualidad:

  • El acaso hizo que nos volviéramos encontrar en el mismo sitio tres meses después.
  • El acaso no estaba previsto.

Locución adverbial. Por casualidad. Por precaución:

  • Te lo contaré, por si acaso no lo sabías.
  • No andes solo de noche, por si acaso.
  • Voy a llevarme un sweater por si acaso tenga frío.

Se utiliza para expresar la posibilidad de que algo suceda

  • Si acaso me quieres llamar, ya sabes dónde encontrarme.
  • Si acaso se me olvida.
  • No tengo nada que agregar; si acaso, serías la primera persona en saberlo.

¿Qué ocurre con la palabra a caso?

Como verás la RAE incluye varias definiciones para el término acaso (junto y no separado) desde tal vez hasta casualidad, sin olvidar las locuciones adverbiales “por si acaso” y “si acaso”. Sin embargo, la RAE no reconoce el vocablo “a caso”, por lo que esa forma de escribirlo es totalmente incorrecta.

La única excepción para esto sería toparse con la preposición “a” antes del sustantivo “caso”, pero no es tan habitual. No obstante, en ocasiones se utiliza “a caso hecho” para reemplazar la locución adverbial “a cosa hecha” (A caso hecho, llamó para felicitarnos) que significa hacer algo con éxito, deliberadamente, adrede, intencionalmente, a propósito.

Como buen ejemplo, en 1569, el poeta y soldado español Alonso de Ercilla, escribió La Araucana donde relata, con admiración, el coraje de los mapuches o araucanos que en tiempos de conquista española residían en la región centro-sur del presente Chile:

“Hacen fuerzas o fuertes cuando entienden

ser el lugar y sitio en su provecho,

o si ocupar un término pretenden,

o por algún aprieto y grande estrecho;

de do más a su salvo se defienden

y salen de rebato a caso hecho,

recogiéndose a tiempo al sitio fuerte,

que su forma y henchura es esta suerte:”

Si te ha sido útil este post, ayúdanos a difundirlo en las redes sociales.